Este sábado 23 de enero hemos asistido a la primera jornada (de un total de dos) de las Finales Escolares. Se ha celebrado en el Pabellón 13 de Octubre de Los Alcázares. Calculo que habría sobre 120 participantes, con lo que en los años que llevamos asistiendo comprobamos que se va a más cada vez.

Es un torneo con un nivel muy dispar, ya que se trata de fomentar nuestro deporte a nivel base. Hay jugadores recién llegados al ajedrez (muchos de ellos), jugadores que llevan algo de tiempo con esto (la mayoria), y jugadores de cierto nivel regional (unos pocos). Durante el último par de años ha servido para captación de socios, y es por eso que nos tomamos especial interés en participar en este evento.

El Ayuntamiento pone un autobús a nuestra disposición y la Concejalía de Deportes organiza el viaje. Ha habido que madrugar un poco, el punto de reunión era a las 7:30 en el lateral del parque. En esta ocasión, hemos parado en Alhama de Murcia a recoger a un monitor y a cuatro chavales, por lo visto las concejalías respectivas se habían puesto de acuerdo para optimizar recursos. El monitor ha resultado no ser otro que el polifacético Pablo, Alma Mater de Orientación (y de futbol sala, y de los senderistas, y de un largo etc...), que ha sacado tiempo para dedicar a nuestra actividad.

A nuestro Club asisten algunos alumnos y jugadores de la vecina localidad, así que si me permiten vamos en primer lugar a dedicar unas líneas a nuestros alhameños compañeros de aventuras. Estaban un poco más crecidos que los nuestros, no bajaban de cadetes. Alguno ha comentado que conocía a Ponce, de cuando nuestro monitor jefe daba clases en Alhama hace unos años. Con todo y con eso, yo imaginaba que iban a ser carne de cañón en este campeonato. Craso error. De sobre 5 partidas jugadas esta mañana, ha habido uno con 4 puntos (sólo ha perdido con Cindy), dos con 3 puntos y otro con 2 puntos. Se les han visto maneras. El Ajedrez se abre camino. Buen resultado teniendo en cuenta que no tienen con quien practicar ni quien les tenga informados de los torneos para ello.

 Ahora vamos con los totaneros. En categoría alevín participaba Francisco Asensio, que ha hecho tres puntos. Tal y como le he dicho en el autocar, no creo que los rivales con los que ha perdido sean mejores que él. Está bien ganar 3 partidas y eso pero tiene que controlarse mejor, no jugar al toque cuando no procede y atender a las amenazas del rival. Ha desaprovechado posiciones con ventaja (en mi opinión por subestimar al rival y confiarse demasiado) y tiene margen de mejora, pero tiene que trabajar en su actitud hacia la partida. Qué le voy a decir que él no sepa ya.

 Para Romina era su primer campeonato, dejando aparte la fase previa que hicimos a nivel local en diciembre pasado. Ha conseguido un punto. Precisamente en la partida que aparece en la foto está capturando el rey rival, que ha recibido un típico mate de torre y dama. Es la única de los nuestros que no asiste al Club y el día de hoy ha servido para que empiece a coger confianza con los otros chavales. Intentaremos que, si le gusta la experiencia y jugar, se pase por el Club de ahora en adelante.

 Carmen, también en alevin, está apretando últimamente. Asiste al Club cuando puede en el horario de apertura recientemente ampliado y juega torneos. Si a esto unimos que plantea la partida con seriedad, vemos hasta natural que haya conseguido 4 puntazos. Está en el camino pero, como siempre decimos, lo importante es que le guste. Moraleja para todos: los resultados llegan dedicándole tiempo a la historia y con trabajo.

 

 El Sr. Trini ha conseguido 3 puntos. Está bien, pero posiblemente podía haber estado más fino en alguna partida. Creo que al igual que Francisco (aunque de una manera distinta) tiene que tener otra filosofía para la partida, tomársela con más seriedad y con más ganas. Para ganar hay que desearlo. Lo lamento chicos pero tenía que decirlo. En ocasiones le he visto jugar demasiado rápido. Tiene cláramente margen de mejora, aunque de momento lo principal es que le guste. Con esto hemos completado a nuestros 4 alevines.

Ya en categoría Open (que agrupa desde Infantil hasta Juvenil), hemos tenido a Cindy con 4 puntos. Buen resultado, no sin anécdota. En la tercera ronda ha sido la última en terminar y todo el mundo estaba observando su partida, desde detrás de una barrera que se había dispuesto para no molestar a los jugadores. Tras un final de torre y péon contra caballo (ella era el bando de la torre) se ha pasado a una posición básica de mate de dama y rey contra rey. Imagino que debido a los nervios, ha estado durante muchas jugadas apurada de tiempo y a punto de ahogar al rival, con lo que ha tenido a su padre Mateo y a cuantos presenciábamos lo que estaba ocurriendo al borde de un ataque. Al final se ha desenliado y ha dado mate, arrancando un espontáneo aplauso de los espectadores.

 

 Juan Francisco Belchí (para mí, Sr. Belchí) ha conseguido 2 puntos. Ha retomado su actividad ajedrecística, tras un parón grande el año pasado, con lo que tiene que pasar todavía algunas calenturas para recuperar la forma. Es parte integrante del equipo del Instituto Juan de la Cierva, con lo que tal y como se auguró hace un par de semanas, tiene que ser una pieza clave para que el mismo pueda optar a premio. Se sumarán los puntos obtenidos por los cuatro jugadores del equipo y a ver lo que pasa. Por cierto que uno de nuestros rivales será el equipo alhameño.

Juanjo ha acabado con 4 puntos, tras obtener unas victorias iniciales relativamente claras y jugar la quinta ronda en la primera mesa contra todo un dos mil ciento y pico ELOs, Francisco Piqueras de Jumilla. En esa última partida de la jornada ha tenido un desliz en la apertura y su rival ha castigado la imprecisión sumariamente. Vamos, que se ha quedado frito. ¿Que hay que hacer en estos casos? Muy sencillo. En cuanto vea al Piqueras, ir corriendo a darle un abrazo. ¿Porque? Pues muy sencillo. Porque una jugada como el Dh5+ que ha pasado en la partida (Juanjo sabe de lo que hablo) le ha quedado grabada a fuego, de forma dura pero eficaz, para sucesivas partidas. Así va esto del Chess. Aquí, como en casi todo, el mejor profesor es el Dr. H0$t&@. (Nota: Esta es la versión fina de la frase, para la versión ruda pregunten a Juan Jesús padre).

Alejandro, aunque lleva una temporada sin ir por el Club, ha conseguido 4 puntos. No está mal para estar desentrenado, hay que decir aquello de que quién tuvo, retuvo. Forma parte del equipo del Juan de la Cierva. Intentará estar arriba también de cara a la clasificación final individual.

Martín ha ganado 4 partidas. Sólo ha perdido con uno de los de arriba, de los que tienen los dichosos ELOs. Aunque va al mismo instituto que los otros compañeros de la Open, por circunstancias estrambóticas no está incluido en el mismo equipo.

Resulta que en esta competición los equipos son mínimo de 4 jugadores y máximo (esto no lo he sabido hasta hoy, todos los días se aprende algo) de 6. Martín fué inscrito, cosas del destino, en séptimo lugar, con lo que el sistema de registro de la Comunidad Autónoma creó (imagino que de forma automática) un equipo con 6 jugadores (los 6 primeros inscritos) y un segundo equipo del Juan de la Cierva incluyendo únicamente a Martín. Mientras que a primera hora esto se aclaraba o dejaba de aclararse, nos hemos divertido un rato especulando con la posibilidad de que tuviera que dar simultáneas.

Y hasta aquí hemos llegado. Habrá una segunda jornada y última el sábado 13 de febrero y veremos como van evolucionando los zagales. Suerte a todos ellos.

 

 

Articulos