El viernes pasado tuvimos sesión. Se hizo una grabación en vídeo que por los motivos que después se explicarán no está completa. Aunque no esté entera, sirve para ver sobre la mitad de la instructiva partida Spassky-Polugaievsky, del Zonal de Moscú y 28º Campeonato de la URSS del año 1961.

Preparé un "USTED JUEGA" con esta partida. Otras veces había enganchado un 8x8 o un Jaque de los que andan por el Club (donados por diversos particulares, hay una buena colección de revistas, más de 200) y propuse el ejercicio con 4 o a lo sumo 6 participantes, a última hora y cuando el resto de la tropa ya se había marchado. En esas condiciones, resultó ser bastante divertido e instructivo, pero se nos hacía muy tarde para irnos.

Para esta ocasión preparé a mi manera la prueba y la empezamos sobre las 9. La concurrencia era de unas 12 personas y ya de entrada, por el mero peso del número, se ralentizó la explicación. La cámara se ve que estaba programada para poco más de una hora y por eso no está completa la sesión. Yo preguntaba a cada uno cuál jugada había pensado, y cuando lo creía pertinente también pedía explicaciones sobre los motivos para sugerir una jugada concreta. El objetivo de ello es que la gente describa con sus propias palabras su línea de pensamiento, para así poder seguir el hilo de su forma de entender la partida, y el Ajedrez en general.

Había un grupo, llamémosle el "núcleo duro", que no parecían tomarse muy en serio el ejercicio. Proponían variantes de forma insistente, cuando para darle agilidad al asunto había que decir jugadas sólamente cuando yo preguntara. Daban bastante por saco, y fueron advertidos de su actitud unas cuantas veces. Sea por el Karma o quizás debido a Némesis, el destino tuvo a bien castigar su comportamiento: fueron los mismos que en el Torneo Social del día siguiente se dejaron piezas colgando y no ofrecieron la más mínima resistencia en sus partidas. Seguid así chicos que en el circuito regional de Ajedrez vais a hacer muuuuuuuuuuuuuuchos amigos.

El caso es que tras algo más de dos horas de tortura para mí y para todos dimos por concluida la prueba, con un agrio sabor de boca.

El que sacó mayor puntuación (13 puntacos) fue Trinidad Cerón, que de forma curiosa acertó casi todas las jugadas de 3 puntos (la puntuación máxima). Enhorabuena para él.

Articulos