Hoy domingo hemos estado en el Centro de Hemofilia, invitados por la Asociación de Vecinos de La Charca.

Desde la Asociacion me llamaron allá por noviembre del año pasado para hacer alguna actividad ajedrecística para los pequeños del lugar, y hoy se ha podido concretar el acto, orquestado por Cristóbal y Andrés, vecinos de la Urbanización y directivos vecinales.

Hemos dado inicio a la sesión sobre las 10:30 y poco a poco han ido llegando los chavales y los padres. Entre unos y otros ha llegado a haber unas 30 almas en la sala. Yo me temía que la asistencia fuera testimonial, no ha sido el caso y me alegro de que así haya sido. Esto nos da pie a hacer una segunda sesión en uno o dos meses. Han asistido residentes pero también alumnos de los colegios Santiago, Reina Sofía y Tierno Galván.

Respondieron a mi solicitud de ayuda para el evento, via watsap, los jóvenes del Club Ajedrez Totana Ricardo Gómez, Juan José Vera y Carmen García. Nos han acompañado también el señor López con señora e hija. Hemos pasado una mañana agradable enseñando bien los movimientos de las piezas, el enroque, comer al paso y, en fin, esas "sutilezas" esenciales para poder tener una partida de ajedrez según están las leyes. Cuando ha dado tiempo, hemos explicado también lo del jaque mate (que no se puede capturar el rey contrario si hay remedio para la amenaza) y lo del rey ahogado. También hemos mostrado un reloj de ajedrez y algunos chavales han practicado su uso.

Tenía pensado sortear unos obsequios entre los asistentes pero no lo he anunciado con antelación, así que sobre las 12 y media se ha empezado a marchar la gente, de forma tan escalonada que ni me he percatado de ello. Quedaban en ese momento 12 niños y hemos rifado un DVD del Campeonato Regional Base que hicimos en el Pabellón de Deportes hace unos años (que le ha tocado a Andrés, un chico con dudas de si su nombre entraba en el sorteo o no), una revista de ajedrez "Jaque" (que le ha tocado a una niña, Claudia) y un juego de piezas nuevo con su tablero (que ha recaido en Alberto, un niño que últimamente ha empezado a asistir al Club los viernes, y al que han ido los compañeros a abrazarlo y todo de forma espontánea).

Jornada muy positiva la de hoy, pues, y muy seguramente repetiremos taller de ajedrez pasado no mucho tiempo. Dos horas y poco más no dan para mucho, pero a ver si al menos pudiéramos explicar cómo se apuntan las jugadas y hubiera lugar para que los chavales del Club que asisten en calidad de ayudantes juegen una partida a la ciega, para que el personal concurrente flipe un poco. Hasta entonces.

 

Articulos