Durante el día de ayer celebramos el Regional por Equipos de Colegio en el Centro Social Tirol Camilleri. Participaron ocho equipos que vinieron de variada geografía. Jumilla aportó 3 competidores: los colegios San Francisco, Miguel Hernández y Nuestra Señora de la Asunción. De San Javier acudió el Sagrado Corazón y, desde la contigua población de San Pedro del Pinatar, se presentaron los chicos del New Castelar. De Santomera tuvo a bien inscribirse el Ramón Gaya, y por su parte Murcia capital aportó el equipo San Pablo. En cuanto a participación local nos representaron los muchachos del Colegio Santiago.

Se jugaba por Sistema Suizo a 5 rondas, y con un ritmo de juego de 30 minutos + 10 segundos de incremento. La clasificación se establecía, como es habitual, con puntos de encuentro (ganar un “partido” da 2 puntos y se otorga 1 a cada equipo si hay empate 2 a 2) y para desempatar, caso necesario, se utilizaban los puntos de tablero (los puntos individuales que se hallan conseguido). Volveremos más adelante sobre este punto.

Clasificación Final después de 5 rondas

Rk. No.Ini. Equipo Partidas   +    =    -   Des 1   Des 2   Des 3 
1 1 C.E.I.P SAN PABLO 5 4 1 0 9 18,0 0
2 2 COLEGIO NEW CASTELAR 5 4 1 0 9 17,0 0
3 6 C.E.I.P MIGUEL HERNANDEZ 5 3 0 2 6 8,5 0
4 7 C.E.I.P NTRA SRA. ASUNCION 5 2 0 3 4 8,5 0
5 3 C.P SANTIAGO 5 2 0 3 4 8,0 0
6 8 C.E.I.P SAN FRANCISCO 4 2 0 2 4 7,0 0
7 5 C.E.I.P SAGRADO CORAZON 5 1 1 3 3 6,5 0
8 4 C.E.I.P RAMON GAYA 5 0 1 4 1 4,5 0

Anotación:
Desempate 1: Matchpoints (2 for wins, 1 for Draws, 0 for Losses)
Desempate 2: points (game-points)
Desempate 3: The results of the teams in then same point group according to Matchpoints

La información completa con los enfrentamientos de cada ronda, composición de los equipos y clasificaciones la encontrarán los pacientes lectores en el servidor de resultados ajedrecísticos CHESS RESULTS, clicando AQUÍ.

 

Resultó vencedor el Colegio San Pablo de Murcia, que tras cinco rondas obtuvo 9 puntos. Ganaron cuatro encuentros y empataron uno. Tenía caras bien conocidas en el ajedrez regional, como los hermanos Martínez Soriano, y aunque partían en principio como favoritos faltaba ver cómo iban a responder su tercer y cuarto tableros al reto de luchar por el campeonato.

Los chicos del New Castelar también hicieron un torneo muy bueno, ganando cuatro encuentros y empatando 2 a 2 frente a los campeones. Pero una diferencia de un punto en los puntos de tablero les hizo tener un ligeramente peor desempate. Se ha de decir que acudieron con 6 jugadores e hicieron rotaciones, ningún alumno se quedó sin jugar.

El tercer puesto correspondió al Miguel Hernández, de Jumilla, que con 6 puntos remontó posiciones tras ganar a nuestro Santiago en la última ronda.

A nivel local el Colegio Santiago realizó un digno papel. Ganaron 2 encuentros y perdieron 3, teniendo aspiraciones de entrar en el pódium hasta la última ronda. Y sin premeditación ejercieron de jurado, juez y verdugo de la competición. Resulta que el equipo ganador venció en todos sus encuentros por 4 a 0, excepto en su enfrentamiento con el segundo clasificado. A su vez, los segundos ganaron todos sus encuentros por 4 a 0, excepto en su enfrentamiento con el primer clasificado y, aquí está el detalle, excepto en su encuentro frente a los totaneros, que acabó 3 a 1. Este el punto de tablero con el que se deshizo el empate en la cabeza de la tabla.

Formaron el equipo del Santiago Juan José Andreo, Guillermo Aledo, Jorge Bercedo y Ángel Corbalan. Desde la dirección del centro manejaban la inscripción de 2 equipos pero al final no pudo ser. Los chicos, padres y delegados habrán podido comprobar que los ajedrecistas “federados” son “seres humanos”: va a haber gente a la que ganemos y gente que nos ganará. Lo digo porque me manifestaron su inquietud a este respecto y bueno, aunque no es agradable que le den a uno un repaso tras otro llegado el caso (aquí no sucedió), sí que es bueno salir a competir a un nivel un poco más “profesional” para saber dónde estamos en realidad y que nos “tomen la medida” –nuestros rivales- sobre cuál es nuestro nivel.

Empleamos de nuevo, como se ha dicho, la sala Tirol Camilleri, no sin las correspondientes y desmotivadoras gestiones administrativas en el Ayuntamiento de Totana. Hicimos un cartelito con el nombre de cada colegio, para dar solemnidad a la competición. De hecho algún que otro colegio se lo llevó. Tras la primera ronda la Srta. Colegiada Sonia Gil solicitó colocar unas mesas con tableros en el “hall” de entrada al recinto, para que los participantes que descansaran en cada ronda, o que terminaran sus partidas de forma apresurada, pudieran repasar las partidas o simplemente jugar, sin interferir con el desarrollo del torneo. Así que se habilitó allí una “sala de análisis”.

A mi vez en correspondencia hice hincapié –quid pro quo, Clarisse- al equipo arbitral, compuesto también por Antonio Gallego y Pascual Castellanos, en que estuviera la sala en silencio durante las partidas y creo que no será necesario dar razones para ello. Decidieron, aparte de rogar silencio en media docena de ocasiones o así, sacar a la entrada las sillas disponibles para el público, para de esa manera obligar de forma indirecta a que se salieran los mayores. Se cerró la puerta que comunicaba ambas salas y a partir de ese momento medio que se alcanzó la seriedad requerida para todo un Campeonato Regional.

Contamos también con las piezas de ajedrez decorativas fabricadas e instaladas por D. Alfonso Garre. Aparte de decorar la sala de juego, ocultando o al menos disimulando algunos elementos discordantes, sirvieron para crear un “photocall” de cara a la entrega de premios, como en el último campeonato realizado en el local, el Regional por Equipos de Club Infantil y Cadete que tuvo lugar en mayo del pasado año.

Por último comentar, a nivel federativo, que la asistencia a este Campeonato ha sido impropia de lo que debiera ser todo un Regional por Equipos de Colegio, y ya van muchas. Cierto que de esta modalidad en concreto era la primera vez que se hacia pero, ¿ocho equipos de colegio? ¿Cuántos colegios habrá en la Región de Murcia? ¿En cuántos será nuestro juego una actividad extraescolar? ¿En cuántos pueblos o ciudades, como es nuestro caso, aunque no haya clases de ajedrez expresamente en los colegios, hay profesores que fomentan el juego-ciencia y un club para aglutinar a los interesados y para resolver dudas o cuestiones que puedan surgir de cara a organización de torneos, fichas federativas, etc…? Me consta que hay instituciones que incluso incluyen el ajedrez en horario lectivo, habrán pasado una auténtica odisea para llegar a ello.

Todos estos candidatos a jugar este tipo de competición, ¿no han llegado a enterarse o han decidido no jugar? La circular con la convocatoria del torneo “se supone” llegó a todos los colegios. ¿Se les informó también de que la ficha federativa para cada alumno sub-12 que anteriormente no hubiera estado federado valía 6 euros, el precio de coste de tramitar la licencia a la Federación Española? ¿Tiene que ver con que sea el profesorado el que, en principio, tiene que hacerse cargo de ejercer de delegado y por tanto, de emplear un día libre en ello? Varios delegados no eran profesores sino miembros bien conocidos del mundillo del ajedrez regional, ¿la apatía y por tanto el germen de la decepcionante participación empieza en los clubes? ¿Quién mató a J.F.K.? En fin, preguntas importantes para las que (de muchas) de momento no tengo respuesta.

Articulos